Por la Sierra de Guadarrama, tierra de buena carne

1 de Junio de 2016

En la Sierra de Guadarrama se cría vacuno con Indicación Geográfica Protegida. Se trata de vacas de las razas Avileña, Limusín y Charolés. Además de las carnes de vacuno, puede disfrutarse de delicias como los judiones de Horcajuelo y Montejo de la Sierra.

En la Sierra de Guadarrama, además de disfrutar de sus vistas y atractivos naturales, podemos tener una buena experiencia gastronómica. Se cría aquí carne de vacuno con Indicación Geográfica Protegida. La zona de reproducción, cría y engorde comprende las comarcas de Lozoya-Somosierra y Guadarrama, así como los términos municipales de Colmenar Viejo, Villanueva del Pardillo, Talamanca del Jarama, Valdepiélagos y otros de la comarca Sur Occidental madrileña. Se trata de vacas de las razas Avileña, Limusín y Charolés. Las piezas tienen un aspecto ligeramente húmedo, color rosado vivo y textura firme. La edad de los animales tiene que estar entre los 11 y 17 meses, los 5 ó 6 primeros de ellos criados en régimen extensivo. Además de las carnes de vacuno con Indicación Geográfica Protegida, puede disfrutarse de delicias como los judiones de Horcajuelo y Montejo de la Sierra, los productos de matanza, la carne de corzo y jabalí, la miel de diferentes variedades, los hojaldres y almendrados y el queso elaborado con la leche de la cabra de Guadarrama.